2 de diciembre de 2016

Casas solares con marca española

A estas alturas, ya es más que conocido que el Sol produce energía suficiente para abastecer toda la demanda energética mundial, y aunque no toda esa energía llega a la Tierra, con la ínfima parte de la que sí llega, se puede alimentar viviendas autosuficientes. Esto, aunque aún puede sonar a idea de un futuro lejano, empieza a ser una realidad.
 
Estas viviendas están aterrizando poco a poco en el mercado español, y es que en nuestro país tienen el mejor aliado para ello, el sol. Además, hay que sumarles los tremendos avances en tecnología que permiten solucionar el principal problema que sufren estas viviendas, la orientación. Y es que la orientación puede determinar mayor o menor aprovechamiento de la energía, ser más o menos sostenible, así que si solucionamos este problema, obtenemos una vivienda completamente sostenible. ¿Por qué no aprovecharlo?
 
Una startup de Málaga, concretamente en San Pedro Alcántara, acumula ya varios años de trabajos e investigaciones en este tema. Sun House 360, creada por un socio francés y otro español, comercializan una casa que gira 360 grados sobre sí misma para buscar la mejor orientación al sol, o porque no, elegir las mejores vistas según la hora del día.
 
Este modelo de casa dispone de un sistema de giro que permite un ahorro energético del 20% al poder adoptar la orientación más favorable según la época del año. La capacidad de giro permite orientar la casa a las mejores vistas del entorno. Se estima que este tipo de casas consigue un ahorro energético de hasta el 70% si lo comparamos con una vivienda convencional, y naturalmente, permite disminuir las emisiones de dióxido de carbono en más de un 60%.
 

La casa dispone de un sistema de giro con dos motores que permiten la rotación sobre su propio eje en cualquier sentido y sin límite de vueltas, el cual se puede controlar mediante un software domótico, mediante el cual, el usuario selecciona una de las vistas predeterminadas, a la que orientará la habitación que elija. El sistema tarda como mucho 15 minutos en dar cada vuelta, y dispone de un modo manual, y varios modos automáticos. Con ello, no solo se pretende obtener la máxima eficiencia energética, sino además maximizar en cada momento del día el nivel de confort para sus ocupantes.
 
Se trata de casas duraderas, sostenibles, construidas con la más avanzada tecnología, utilizando aluminio, maderas procedentes de bosques certificados y aislamientos ecológicos, sin descuidar el diseño y los detalles, además utilizan paneles solares de alta eficiencia. Y aunque no es la primera casa giratoria del mundo, sí puede presumir de ser la única de Europa con inteligencia artificial, según indican los fundadores de la empresa, José Carlos Moya y Bertrand Coue. Y es que aquello que la hace distinta a todas las demás viviendas giratorias, es su capacidad de decidir en función de la meteorología, cuál es la mejor orientación en cada momento del día con el mínimo consumo de energía.
 
 
Referencias:
http://sunhouse360.com/
http://www.diariosur.es/sociedad/201511/04/casa-giratoria-inteligente-marbella-20151104212530.html

24 de noviembre de 2016

La energía solar en el transporte marítimo

Según estudios recientes de la organización WWF, aún existe una confusión respecto a las fuentes de energía limpias entre los ciudadanos, por lo que se hace campaña de concienciación para mostrar ideas tales como que las energías renovables no son más caras y que son suficientes para dar respuesta a la demanda energética.
 
Un ejemplo de ello es la evolución del tipo de combustible usado en el transporte marítimo. La idea de usar energía solar para motorizar dicho transporte demostró que se podía reducir el coste del carburante en el orden del 90% y además reducir el impacto en el medioambiente del transporte naval. El uso de dichos tipos de combustible se considera como la mayor evolución del transporte marítimo desde el motor a vapor.
 
Hoy en día, existen más de 1000 barcos propulsados por energías renovables prestando servicio. Dichos barcos han cruzado los océanos Atlántico y Pacífico transportando mercancías u ofreciendo servicios de taxi y ferry, demostrando que los sistemas de energías renovables son posibles también en este tipo de transportes, siendo un campo que está en constante evolución.
 
Existen muchos ejemplos de estos avances tecnológicos como por ejemplo el PlanetSolar, la embarcación solar más grande del mundo contiene una superficie fotovoltaica de 500 metros cuadrados y llegó a recorrer más de 50.000 kilómetros en 160 días a una velocidad media de 8 nudos (14,8 km/h).


Otro ejemplo de ello es el The Solar Sailor, utiliza no sólo la energía solar, sino también energía eólica. Utiliza una vela de viento flexible con forma de alas cubierta a su vez de gran cantidad de paneles solares. Las alas se mueven de forma automática para así obtener una óptima captación tanto de la radiación del sol como del viento. En condiciones de viento extremas se cierran por completo contra la cubierta del barco. Y cuando no hay suficiente sol o viento el buque puede ser impulsado por biocombustible.


Mientras que la tecnología mejora y los costos del combustible suben, es poco probable que los barcos que crucen las aguas dentro de 50 o 100 años se vean igual de como lo hacen hoy en día.
 
 
Referencias:

18 de noviembre de 2016

Pérgola fotovoltaica de La Moncloa


En los jardines del Complejo de La Moncloa se ubica una innovadora instalación de energía solar fotovoltaica, para la generación de energía eléctrica, según el Convenio de Cooperación firmado por el Ministerio de la Presidencia y el instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Este proyecto es una iniciativa conjunta de IDAE, el Instituto de Energía Sola (IES) y la empresa IBERDROLA, S.A., contando para su desarrollo con la colaboración del Centro para a Conservaçao  de Energía (CEE) de Portugal. La actuación se inscribe y cuenta con el apoyo del Programa Comunitario THERMIE y con el de la Consejería de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid, en el marco del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética. La instalación llevada a cabo ha supuesto una solución fotovoltaica integrada en un área abierta como son los jardines de La Moncloa.
La idea es disponer de una pérgola fotovoltaica que sirva de cubierta no sólo para la recepción de huéspedes o de la prensa sino también para otros usos. Para su localización y diseño se ha tenido en especial consideración la incidencia del sol, la integración en el entorno y la visibilidad de la misma.  El diseño arquitectónico, ingeniería, obra civil, suministro y montaje viene de la mano de IBERDROLA. La producción media esperada es de 45.000 kWh al año lo que se traduce en unas 1.100 horas de disponibilidad de energía.
Como resultado se tiene una de las mayores instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a la red eléctrica en España  (41,4 kWp) con un diseño y una integración óptimos garantizando una correcta explotación.
En el ámbito medioambiental se ha conseguido reducir el impacto de instalaciones de esta envergadura consiguiendo además de un gran ahorro energético la reducción de emisiones de CO2 (alrededor de 44 toneladas evitadas al año).
La realización de este proyecto supone una experiencia positiva creando una expectativa real en cuanto al uso real de la energía renovable como recurso inagotable y respetuoso con el medio
ambiente incidiendo en el uso de la energía solar fotovoltaica para el suministro de energía eléctrica.



Bibliografía:
http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_2161_Doc52_PergolaFVLaMoncloa_A2000_A_72ab002b.pdf

11 de noviembre de 2016

Energía eólica en España

 
En el año 1978, se comenzó con el desarrollo de la energía eólica en España impulsado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El primer prototipo de aerogenerador se instaló en Tarifa con una potencia de 100 kW. En 1991 se aprobó un nuevo Plan Energético Nacional que incluye el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética (P.A.E.E.), sucesor de los antiguos Planes de Energías Renovables de 1986 y 1989, que contempla el objetivo de incrementar la producción realizada con energías renovables en 1,1 millones de toneladas equivalentes de petróleo.  A lo largo de los años, se producido un aumento del interés en el sector por parte de promotores, inversores e instituciones financieras, ciertamente relacionado con un mayor conocimiento de los recursos disponibles, una clara disminución de costes de las instalaciones, el avance de la tecnología, y principalmente debido a una legislación eléctrica muy favorable, así como a las subvenciones del Ministerio de Industria y Energía dirigidas al mismo propósito.  La energía eólica ha sido la tercera fuente de generación eléctrica en España en 2015 con una producción de 47.704 GWh y una cobertura de demanda eléctrica del 19,4 %. El número de empleados en este sector ronda las 20.000 personas. España es el quinto país del mundo por potencia eólica instalada, tras China, Estados Unidos, Alemania e India; exportando tecnología por valor de más de 2.000 millones de euros al año.
Para entender esto mejor, a continuación se muestra una serie de gráficos para analizar el comportamiento de la energía eólica en España.



Referencias:
http://www.aeeolica.org/es/sobre-la-eolica/la-eolica-en-espana/
http://www.aeeolica.org/es/sobre-la-eolica/la-eolica-en-espana/potencia-instalada/
http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_2161_Doc09_SociedadesEolicas_A1997_A_afff5745.pdf
http://www.acciona.com/es/energias-renovables/energia-eolica/

4 de noviembre de 2016

Energía eólica: Características de los vientos y su potencial

Introducción
Entendemos energía eólica a la energía obtenida de la fuerza del viento. Transforma la energía cinética en otros tipos de energía a través de sistemas mecánicos y electrónicos. La palabra Eólica  tiene su origen en la mitología griega: el Dios Eolo (Dios del Viento). Resulta una tecnología muy interesante a la hora de afrontar la escasez de recursos y la contaminación, ya que se trata de una energía limpia e inagotable.
 
Características y beneficios
La energía eólica consiste en convertir la energía que produce el movimiento de las palas de un aerogenerador impulsadas por el viento en energía eléctrica. Cada aerogenerador consta de unas turbinas adaptadas a las condiciones energéticas del viento existente en la zona donde se encuentra el parque eólico. Las turbinas realizan tanto la captación de la energía como la transformación de la misma hasta dejarla en condiciones de ser consumida industrialmente, normalmente en forma de energía eléctrica o mecánica.
  • La energía eólica es una fuente de energía renovable que no genera ningún tipo de contaminación, ya que su explotación no supone la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Además es inagotable ya que depende de un medio natural y reduce el uso de combustibles fósiles, ya que estos producen las emisiones de efecto invernadero que causan el calentamiento global.
  • Este tipo de energía está prácticamente disponible en cualquier parte del planeta, favoreciendo el suministro energético y  contribuyendo a reducir las importaciones energéticas creando riqueza y empleo en nuestro país. De esta manera, se consigue una menor dependencia en nuestro balance energético.
  • El aumento de la demanda en nuestro país en los componentes de los aerogeneradores está favoreciendo la creación de un sector industrial fuerte y especializado que permite una importante actividad económica, en zonas con frecuencia poco desarrolladas, mejorando los costes de inversión al introducirse en el mercado una alta competencia. Por todo ello, la producción este tipo de energía contribuye a un desarrollo sostenible.

Conclusión
El ritmo de vida actual provoca que los recursos energéticos tiendan a escasear además de generar una alta contaminación, de ahí que sea muy importante la inversión en energías renovables. La energía eólica es una energía limpia e inagotable (el viento es una fuente natural, renovable y no contaminante) con escasa ocupación de superficie y muy bajo impacto medioambiental.
 

Referencias

28 de octubre de 2016

La isla a la que nunca te irías de vacaciones

¿Qué es la isla de plástico?
La Isla de plástico, también conocida como Isla de basura, Isla tóxica  y otros nombres similares, es una zona del océano cubierta de desechos marinos en el centro del océano Pacífico Norte, localizada entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N. Se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km²

Este vertedero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos atrapados en las corrientes del giro del Pacífico Norte. Algo así como miles de millones de residuos plásticos, desperdicios y todo tipo de basura que flota en el océano como si se tratara de pequeñas islas, una junto a otra, que se distribuyen en el agua a lo largo de kilómetros y kilómetros.

¿Cuál es el problema?
El fenómeno afecta alrededor de 300 especies y tiene consecuencias que se extienden más allá de su mera alimentación. Por ejemplo, los trocitos de plástico absorben partículas tóxicas que más tarde terminan en el estómago de los peces o de las aves. No es improbable que uno de esos peces que ha consumido plástico y que esté intoxicado, termine en el plato de algún ser humano. Por otro lado, los residuos contribuyen a que algunas especies invasoras lleguen a hábitats que les son ajenos colonizándolos.

El problema crece
Los residuos podrían haberse multiplicado por cien en los últimos cuarenta años. No es suficiente como para superar el número de peces en los mares, pero indica que la tendencia va al alza y que, de nuevo, tenemos un problema causado por nuestra habitual costumbre de contaminar con alegría. Los plásticos matan especies y alteran delicados ecosistemas, y sus consecuencias son aún inciertas.
 
¿Por qué se ha formado?
Se calcula que un 80% del plástico vertido al océano Pacífico proviene de las costas asiáticas y norteamericanas. Muelles, puertos, vertidos de residuos ilegales, etcétera. Todo eso es arrastrado poco a poco por los giros marítimos, cruces de corrientes, que empujan los trozos de plástico hacia su centro, provocando su estancamiento. El 20% restante de la basura introducida en el océano corresponde a barcos pesqueros o cargueros de diverso rango. Nos ayuda la naturaleza, pero es culpa nuestra.
 


¿Se puede eliminar?
Pretenden colocar unas enormes barreras flotantes en distintas partes del planeta, y con su forma de V, vayan atrapando toda la basura que pasa por allí. Obviamente no se pueden poner barreras en cualquier punto – principalmente por el tráfico marítimo – pero sí en puntos estratégicos.
 
Rompe el ciclo del plástico
Lleva siempre bolsas reutilizables. Compra productos a  granel. Evita productos desechables. Bebe agua del grifo con un filtro, o embotellado PET frente a PVC. Utiliza envases herméticos reutilizables no film. No tires nada al campo, al mar o la montaña y recoge los residuos que os encontréis. Elije productos realizados con materiales nobles. Recicla todo lo que puedas. Retorna las botellas a los sistemas de recuperación. Utiliza los sistemas de recogida selectiva de vidrio. Ahorra en libros utilizando bibliotecas y hemerotecas. Imprime tus documentos solo cuando sea necesario. Compra papel reciclado. Y RECUERDA POR PEQUEÑA QUE TE PAREZCA LA ACCIÓN ES IMPORTANTE.
 

21 de octubre de 2016

Un buen aislante térmico puede ahorrar energía

Tener un buen aislante térmico puede reducir un 30% la pérdida de la energía en un edificio, reduciendo así la factura eléctrica y del gas, reducir las emisiones de CO2 y contribuir a cuidar el medio ambiente.

Por todo ello es importante elegir bien el aislante térmico que se va a utilizar en la construcción de un nuevo edificio y aprovechar cualquier rehabilitación para mejorar este aspecto.

Hoy en día existen normativas que regulan la obligatoriedad de cumplir unos requisitos mínimos de eficiencia energética: Código Técnico de la Edificación (CTE) o el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).
Existen diversos estudios sobre estos materiales, ya que tenemos que tener en cuenta no solo lo que puede ahorrar en energía, si no cuánta es necesaria para su fabricación y transporte. Para hacer estos estudios se miran diversos parámetros:
  • Peso: indicará su facilidad para el transporte y montaje. El más ligero será más fácil de montar y menos contaminante.
  • Conductividad: el menor valor nos indicará qué material aísla mejor.
  • Ahorro de energía
  • Coste de energía
  • Balance entre la energía ahorrada y la consumida
  • Cantidad de residuos generada por cada metro cuadrado de material
  • Emisión de CO2
  • Precio
Existen materiales que pueden ahorrar mucha energía, generar pocos residuos y ser bastante económicos, como puede ser la lana de vidrio. Otros son materiales renovables y menos contaminantes en su fabricación, aunque su grado de aislamiento no sea el deseado, como el aglomerado de corcho.
 
Las conclusiones que sacan en dichos estudios son muy similares y coinciden en que no existe el producto ideal.
 
Hay productos que pueden ser muy buenos para unos criterios pero no para otros. Para tener una respuesta más objetiva habría que recurrir al Análisis del ciclo de vida (LCA) que es una relación de todos los impactos positivos y negativos de un producto en el ambiente. Estos impactos se miden en cada etapa de la vida del producto, desde la extracción de las materias primas hasta el final del uso del producto y la demolición del edificio, con indicadores ligados a los desperdicios, las emisiones y el consumo de recursos.


14 de octubre de 2016

Energías renovables en el extranjero

Gracias a las energías renovables el precio de la electricidad fue negativo por un día en Alemania

¿Energía a coste cero? Las renovables lo pueden conseguir, pero seguiremos pagándola.

¿Qué es el "pool" eléctrico? Los distintos generadores de energía acuden a un mercado mayorista para subastar su energía producida. La nuclear y la hidráulica son las primeras en entrar a esta subasta ya que ofertan la energía a precio cero por su baja capacidad de parada y porque ya están amortizadas. Después entran las renovables, que también conllevan coste cero, a fin de cuentas, esa energía ofertada no se almacena y se perdería. Finalmente, entran el resto de centrales como las de gas o carbón siendo estas últimas las que fijan el precio.

 
Entonces, ¿cómo es posible un precio de electricidad negativo? Alemania es uno de los países más comprometidos con la generación de energía limpia y renovable. Tras el desastre de Fukushima tomaron la decisión de reducir la producción de energía nuclear hasta llevarla a cero en el 2022 para evitar un accidente tan catastrófico como este. A partir de entonces, y persiguiendo esta meta, se han llevado a cabo inversiones en planes como el Energiewende cuyo objetivo es que en 2050 el 80% de la energía del país se genere por medio de fuentes limpias y renovables.

Y entonces ... El domingo ocho de mayo hizo un día precioso en Alemania. Brilló el sol,  y sopló una fuerte brisa. Mientras la mayor parte del país disfrutaba de la bonanza climatológica, las compañías eléctricas miraban nerviosas los contadores. Durante unas horas, el precio de la luz bajó tanto que tuvieron que pagar por generarlo en lugar de cobrar. Un nuevo record en energías renovables consiguiéndose un abastecimiento del 95%.

¿Consecuencias? ¿buenas? ¿malas? ¿increíbles? El precio en el mercado de la electricidad en esa jornada fue negativo llegándose a los -130 euros el megavatio por hora. Esto se traduce en que las compañías deberían haber pagado a sus usuarios para que consumieran. La mala noticia es que esto no es así en la práctica y no significa que los consumidores alemanes recibieran dinero en sus facturas.

Alemania no es la única con superávit energético, Dinamarca por ejemplo genera ya el 140% de la energía que necesita mediante plantas eólicas. Y no es necesario salir de nuestras fronteras para encontrarnos ejemplos similares ya que Galicia, Castilla y León, Castilla La Mancha y Extremadura también generan más electricidad con energía renovable de la que consumen.

La nueva política energética avanza viento en popa. Suena paradójico, pero siempre se mantendrán plantas de generación más convencionales dada la relación directa de las energías renovables con el clima existente.


Referencias:

6 de octubre de 2016

¿Cuánto tardan en degradarse los productos utilizados?

En muchas ocasiones pensamos en los residuos y desechos que generamos, pero ¿somos conscientes de lo contaminantes que son?

Existen muchos tipos de residuos, algunos de ellos incluso pueden ser muy peligrosos como es el caso de los químicos. Otros pueden tardar miles de años en descomponerse, como el plástico. Deberíamos pensar en ello cada vez que arrojamos algo a la basura.

Aún es importante que pensemos en tirar los residuos a los contenedores para su reciclaje, para conseguir en la medida de lo posible cuidar el planeta.

A continuación describimos cuánto tardan en degradarse algunos productos:
  • 1 año: el papel, básicamente es celulosa. Si queda tirado sobre tierra y si le toca un invierno lluvioso, no tarda en degradarse. Aunque el tiempo para degradarse no es mucho, lo ideal es reciclarlo para evitar que se sigan talando árboles para su fabricación.
  • 1 a 2 años: bajo los rayos del sol, una colilla con filtro puede demorar hasta dos años en desaparecer. El filtro es de acetato de celulosa y las bacterias del suelo, acostumbradas a combatir materia orgánica, no pueden atacarla de entrada. Si cae en el agua, la desintegración es más rápida, pero más contaminante.
  • 5 años: un trozo de chicle masticado se convierte en ese tiempo, por acción del oxígeno en un material duro que luego empieza a desquebrajarse hasta desaparecer.
  • 10 años: tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de gaseosa o de cerveza al estado de óxido de hierro. Por lo general las latas tienen 210 micrones de espesor de acero recubierto de barniz y de estaño.
  • 30 años: tarda un aerosol en degradarse, éste es uno de los elementos de los desechos domiciliarios más polémicos. Primero porque al ser un aerosol, salvo especificación contraria, ya es de por sí un agente contaminante por sus clorofluorocarbonos.
  • 30 años: los envases tetrabrik no son tan tóxicos como uno imagina. En realidad el 75% de su estructura es de celulosa, el 20% de polietileno puro de baja densidad y el 5 % de aluminio.
  • 100 años: de acero plástico, los mecheros se toman su tiempo para convertirse en otra cosa. El acero, expuesto al aire libre, comienza a dañarse y enmohecerse levemente después de 10 años. Sin embargo, el plástico en ese tiempo, ni pierde color.
  • 100 a 1000 años: las botellas de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas duran más.
  • 1000 años: las pilas, sus componentes son altamente contaminantes y no se degradan. La mayoría tienen mercurio, otras también tienen cinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio. Pueden empezar a separarse después de estar 50 años al aire libre.
  • 4000 años: la botella de vidrio es un objeto muy resistente, en cualquiera de sus formatos. A pesar de ser frágil, porque con una simple caída puede quebrarse, para los componentes naturales del suelo es una tarea titánica transformarla. Está formada por arena y carbonatos de sodio y calcio y por ello es reciclable en un 100%.


Referencias: http://www.fundacionbudhi.org/descomposicion-del-entorno/ 

30 de septiembre de 2016

Consejos ecológicos para ahorrar energía

Según los estudios de diferentes empresas, el consumo de energía por hogar, ha crecido un 11,2% desde el año 2000. El mayor consumo proviene del combustible del transporte, seguido de los consumos que tenemos en nuestro hogar: calefacción, electrodomésticos, iluminación, etc.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, el consumo medio es de 3.300 kW/h anual que se traduce en 1.600€ por año.

Las compañías de acondicionamiento del hogar proponen la utilización de productos que ahorren energía en estos meses de invierno, dando soluciones para ahorrar y cuidar el medio ambiente. Nos dejan estos 10 consejos:
  1. Bombillas de bajo consumo. Pueden durar hasta 10 veces más y consumir hasta cinco veces menos.
  2. Calderas de condensación. Estas calderas aprovechan el calor del vapor de agua ahorrando hasta un 30% y emitiendo menos gases contaminantes. Recuerda que para que las calderas sean más efectivas deber tapar bien las grietas en techos, paredes y suelos para tener un buen aislamiento.
  3. Detectores de luz crepuscular que permiten que entren los rayos del sol.
  4. Temperatura de la nevera. Subir un grado la temperatura del termostato de la nevera puede reducir un 5% el ahorro de energía eléctrica.
  5. Bombas de calor inverter. Este tipo de aires ahorran la mitad del consumo que las convencionales ya que la temperatura se alcanza muy rápidamente.
  6. Ventanas con ruptura de puente térmico. Si tienes que hacer obra y cambiar las ventanas, usa este tipo de ventanas ya que conservan mejor el calor y aíslan del frío exterior, ahorrando calefacción y aislando del frío en invierno.
  7. Programadores de calefacción nos pueden ayudar a ahorrar energía, sobre todo cuando no estamos en casa, y una elección de una fuente de energía renovable: viento, sol, cauces de agua, geotermia...
  8. Persianas inteligentes. La domótica para este tipo de persianas pueden incorporar sensores que detectan los rayos de sol para subirse o bajarse evitando que la casa se enfríe.
  9. Detectores de movimiento que se encienden cuando pasamos por delante. Esto evitaría que se quedará ninguna luz encendida solo lo necesario y se apagara cuando no haya nadie.
  10. Cocina de gas. Este tipo de cocina ahorraría un 73% de energía.