26 de febrero de 2015

La pregunta del ahorro… ¿estoy contratando más potencia de la que realmente necesito?

La factura eléctrica se compone de un término fijo, desglosado en varios conceptos, y un término variable, proporcional al consumo real de electricidad que realizamos. Uno de los factores decisivos en el término fijo, y que pesa de forma clara en el recibo que pagamos mes a mes, es la potencia contratada.

Diversos estudios afirman que un porcentaje alto de familias tiene contratada una potencia superior a la que realmente necesita, bien por desconocimiento o bien porque las necesidades energéticas cambian a lo largo del tiempo y ya no utilizamos ciertos electrodomésticos tanto como antes, o a la inversa.


A continuación, os ofrecemos varios consejos que nos ayudan a determinar qué termino fijo de potencia debemos contratar:

¿De qué depende el término de potencia?

La potencia que cada vivienda necesita varía mucho según la circunstancias de cada una. Va a depender de los tipos de electrodomésticos que tengamos (por ejemplo todos aquellos aparatos que emiten calor o frío gastan más), de cómo los utilizamos (por ejemplo, una lavadora en frío utiliza apenas un 10% de su potencia), de cuántas personas viven en la casa y de cuántos aparatos queremos usar al mismo tiempo. Pero básicamente si nunca te han saltado los plomos tienes margen para bajarte la potencia al menos un tramo.
¿Cómo se mide el término de potencia? [3]

La potencia de la luz se mide en kilovatios (kW), que es un dato determinado en la factura de la luz y que aparece siempre bajo el nombre de "potencia contratada" junto con las letras kW y el precio en euros que cuesta cada kW. Los consumidores que quieran contratar una potencia tendrán que hacerlo basándose en unas potencias que están normalizadas. Los tramos más habituales de potencia (desde 2006, monofásica) que se pueden contratar son:

1.15      2.3       3.45      4.6       5.75      6.9       8.05      9.2       10.35    11.50    14.49

¿Cómo estimar la potencia que necesito? [1]

Para obtener una cifra estimativa de cuánta potencia necesitas, suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia. Luego añade a la suma anterior un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
Una vez hecha la suma te recomendamos que dividas el total por 3 porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez (Factor de Simultaneidad). Ten en cuenta que el valor resultante siempre debe ser mayor que el electrodoméstico de máxima potencia pues, de lo contrario, no podrías utilizarlo.
El portal “Bájate la potencia.org” incluye una tabla con el promedio de consumo para cada electrodoméstico: http://www.bajatelapotencia.org/la-potencia-que-necesitas, que puede ayudar a calcular la potencia de cada aparato, aunque lo mejor es mirar tus propios electrodomésticos para saber la cifra exacta. Cuando ya tengas la suma, puedes elegir de los rangos que comentábamos antes la que mejor se ajuste a tus necesidades.
Por otra parte, existen varias calculadoras y enlaces en la web que permiten estimar la potencia a contratar. Aquí tenéis varios ejemplos:



La app “Controlas tu energía”, desarrollada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en colaboración con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), también puede resultarte muy útil para hacer este cálculo. Puedes descargarla en el siguiente enlace:



Referencias:
[2] Mi factura eléctrica http://mifactura.es/mi-potencia
[3] Tarifasgasluz Potencia contratada http://tarifasgasluz.com/faq/potencia-contratada#3
[4] “¿Qué potencia debo contratar?” Blog Holaluz.com https://www.holaluz.com/blog/que-potencia-debo-contratar-ii/

18 de febrero de 2015

Los consumidores domésticos pueden ahorrar hasta 100 euros anuales en su factura de la luz comparando tarifas y buscando la mejor oferta

Según datos del comparador de ofertas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), un consumidor medio puede encontrar una tarifa hasta 100 euros al año más barata que con la regulada.


Los consumidores domésticos pueden ahorrar en torno a 100 euros anuales en su factura de la luz si se pasan de la correspondiente tarifa regulada, el actual Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), a la mejor oferta en el mercado libre, según datos del comparador de ofertas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En concreto, hasta un total de 27 ofertas en el mercado libre ofrecen a los usuarios una tarifa que representa un ahorro con respecto a las ofertas válidas para consumidores con derecho a PVPC.

   Estas ofertas pueden dar algo de estabilidad en el recibo de la luz a los consumidores en un momento en que el precio medio de la electricidad, que cotiza en un mercado diario y su precio va directo al recibo del PVPC, se ha disparado debido a la menor aportación de las renovables.
Esto supondrá un incremento en el recibo de la luz, a pesar de que el Gobierno decidió congelar la parte regulada del recibo en 2015, conocida como peajes.

En concreto, el precio del megavatio hora (MWh) se ha situado por encima de los 56,3 euros en los primeros días de 2015 de cotización del mercado mayorista o 'pool', lo que supone un incremento del 118% con respecto al nivel inusitadamente bajo de 25,75 euros por MWh marcado en el mismo momento del año anterior.

Este incremento de precios ha respondido, principalmente, a la meteorología y, en concreto, a un descenso del 73% en la producción eólica, que ha pasado de 1.881 gigavatios hora (GWh) en los primeros compases de 2014 a apenas 499 GWh en lo que va de 2015.
Otro de los factores que han incidido en menor medida en este aumento de precios ha sido un incremento de la demanda del 2,2% en el arranque de este año con respecto a los niveles del mismo momento del ejercicio anterior, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

11 de febrero de 2015

Cómo ahorrar energía para ayudar al medio ambiente

Cuando cogemos el coche, o bien cuando realizamos cualquier tarea diaria en casa, o vamos a hacer la compra, podemos reparar en gestos que hasta ahora no habíamos hecho. Esos pequeños gestos, a gran escala pueden contribuir a aliviar el deterioro del medio ambiente y el impacto de la contaminación en la atmósfera.

Imagen: Derecho de autor: http://es.123rf.com/profile_astragal

Por ello, se detallan a continuación unos prácticos ejemplos, sencillos y muy fáciles de recordar que podemos hacer en cualquier momento:

1-. No usar el automóvil para distancias cortas. Caminar y, por ende, hacer ejercicio.

2-. No cocinar con leña en el interior de la vivienda. En lo posible, reducir el uso al mínimo, debido al impacto en la salud, (enfermedades respiratorias), y para minimizar la tala de árboles. 

3-. Comprar productos cuyos empaques o envases sean biodegradables. Bolsas de papel en vez de plástico. Bandejas de cartón y no de plástico duro. Botellas de vidrio en lugar de plástico.

4-. No arrojar basura en los terrenos baldíos ni en los arroyos. Separar la basura en diferentes bolsas:  vidrio, papel, orgánicos (resto de comida), plásticos.

5-. Plantar árboles, especialmente alrededor de las casas. Plantar pasto, plantas y flores. La vegetación ayuda a moderar las temperaturas y a reducir el consumo de energía, porque desvían vientos fríos, dan sombra en verano, reducen el impacto de los rayos solares, aportan más oxígeno y reducen el dióxido de carbono en la atmósfera.

6-. Reducir al mínimo la quema de leña y/o carbón para calentar la vivienda, ya sea en chimeneas o braseros.

7-. Fijarnos en los materiales de los objetos que utilizamos todos los días: En nuestra vida diaria empleamos muchos materiales como madera, metal, el vidrio y los plásticos, todos con consecuencias en el medio ambiente. Por ejemplo, cuanto menos pesa un producto, menos carburante se necesita para transportarlo. Una maleta pesada en el portaequipajes representa gastar más carburante. Lo mismo ocurre con todos los embalajes. Por lo tanto, comprar comida sin envase o con uno ligero ayuda a proteger el medio ambiente.

Referencia:  http://protegetumedioambien123.blogspot.com.es/p/ahorrar-energia-para-medio-ambiente.html 

4 de febrero de 2015

Cómo ahorrar energía en tu empresa

Toda empresa tiene una serie de objetivos y estos se basan en obtener unos resultados y beneficios, a través de un conjunto de medidas. Entre esas medidas está el ahorro energético en la empresa, que no solo supone una mejora de las cuentas económicas sino que también suponen un consumo responsable social.

Las grandes empresas son grandes consumidores de energía eléctrica, suponiendo un 1,3% del consumo eléctrico mundial. Entre el 2000 y el 2005 en Estados Unidos el consumo pasó de 30 a 60 billones de kWh/año, incrementándose otro 78% durante los siguientes cinco años.

Cuando se habla de conseguir un ahorro energético se pretende disminuir el consumo, por ello planteamos 5 consejos para conseguir objetivos de ahorro energetico:

1.-Elegir el sistema de climatizacion mas adecuado. Es recomendable evitar los sistemas de calefacción o refrigeración portátiles que son, en general, mucho menos eficientes y mejorar la eficiencia de los equipos utilizados.

2.- Mejorar el aislamiento térmico de los edificios. Medidas como la correcta separación de las zonas frías de las zonas calientes, evitar las corrientes de aire, el doble acristalamiento son algunas actuaciones que se deberían llevar a cabo.

3.- Apagar los ordenadores de trabajo. Configurar los ordenadores de los empleados para hibernar los equipos despues de 30 minutos de inactividada o apagar los ordenadores, impresoras o escaners ayudan a tener un consumo responsable.

4.- Usar bombillas fluorescentes compactas (CFL) o lamparas LED en vez de lamparas incandescentes, para reducir los costos.

5.- Usar Inversores de Corriente. Con estos dispositivos se puede obtener corriente alterna partiendo de baterías, las cuales son de corriente continua para ejercer su función de acumular la energía.

Si aun con estos consejos necesita ayuda para llevar a cabo el ahorro energetico en su empresa, existen empresas de servicios energéticos o el ahorro energético (ESCO) con o sin fines de lucro que proporciona una amplia gama de soluciones de energía incluyendo diseños y ejecución de ahorro de energía, proyectos de remodelación, conservación de la energía, la externalización de infraestructura de energía, generación de energía y el suministro de energía y la gestión de riesgos.


Referencias:

28 de enero de 2015

Sube la luz en la primera quincena de Enero


Para explicarlo veamos cómo funciona el mercado eléctrico. Simplificando el modelo, básicamente se venden MWh (generadoras) y se compran (comercializadoras). El precio varía y se fija por cada hora según la oferta y la demanda existente. También, hay que tener en cuenta la naturaleza de cada generadora de electricidad. Hay determinados tipos de centrales que no pueden adecuar su producción según fluctúa la demanda: nucleares, fotovoltaicas, eólicas, etc. Las primeras no pueden parar debido a que enfriar un reactor es una operación que llevaría días y las restantes porque su producción depende de la climatología: el viento o el sol.
Debido a este motivo, para asegurar que la energía de centrales nucleares, eólicas o fotovoltaicas se compre, lo que se hace, normalmente, es ofertar a precio cero euros la energía que venden. Esto no significa que no se obtengan ingresos por la energía que producen, pues el precio de retribución final es común a todos los productores e igual al precio de casación (adecuación entre la oferta y la demanda).
Sin embargo, dependiendo de la climatología la oferta a precio cero euros puede cambiar sobre todo en el caso de eólicas, hidráulicas y fotovoltaicas. Por ejemplo, si las previsiones metereológicas predicen que no habrá viento, es posible que las eólicas suban el precio de salida pues la oferta será escasa. En el caso de hidráulicas, si las reservas del embalse son bajas, el precio ofertado es posible que sea más alto para asegurar mayor remuneración a cambio del gasto de agua desembalsada con el fin de optimizar los recursos.
Si nos fijamos en la evolución del tiempo durante la primera quincena de Enero de 2015 podemos observar que un anticiclón se centró en España por lo que no hubo viento ni lluvias. Este hecho redujo la participación en la oferta de energía eólica e hidráulica, subiendo la participación de energías más caras como las centrales térmicas de carbón y gas. Esto lo podemos comprobar en los gráficos que facilita Red Eléctrica Española en la siguiente página donde podemos consultar por tecnologías el balance diario de producción y consumo.

22 de enero de 2015

El consumo energético supuso el 4,9% del gasto de las familias españolas en 2013


Las familias españolas destinaron una media de 1.100 euros anuales a pagar la factura de la electricidad, gas y otros combustibles en 2013, lo que representa el 4,9% de la media de los gastos familiares en ese año, según el informe sobre la evolución del gasto medio en energía de las familias españoles en el periodo 2010-2013 realizado AIS Group.



Según el estudio, este importe destinado a energía el año pasado fue un 4% menor que en 2012 (1.145 euros), si bien la factura subió un 6% respecto a 2010. Cabe recordar que la energía que consumen las familias se acerca al 30% del consumo energético total en España, y se reparte entre un 18% en la vivienda y un 12% en el del coche.
   Del gasto total en productos energéticos, la electricidad supone la mayor partida, con una media de 725 euros por hogar en 2013, lo que supone un 5,1% menos que en 2012. Si bien al comparar esta cifra con la de 2010, cuando el gasto de los hogares españoles fue de 640 euros, se registra un incremento del 13,5%.
   Por su parte, el gasto familiar medio en gas en 2013 se situó por debajo de los 250 euros, un 1,8% menos que en el año anterior. Además, contrariamente a lo que pasa con la electricidad, el gasto medio en gas cayó un 8,4% con respecto a 2010.
   En lo que respecta a la partida destinada a otros combustibles (carbón, leña, butano...) por las familias españolas durante 2012, asciende a una media de unos 10 euros.
 SORIA, LA PROVINCIA DONDE MÁS SE GASTÓ EN ENERGÍA.
   Por provincias, las familias sorianas fueron las que gastaron más en energía en 2013, un total de 1.480 euros por hogar, seguidas por las oscenses y las toledanas, ambas por encima de los 1.450 euros.
   Toledo es la provincia donde el gasto en energía tiene un mayor peso en el presupuesto familiar, un 7,7%, a la que siguen la mayoría de provincias de las dos Castillas y de Aragón, entre un 6,5% y un 7,6%. En el lado opuesto están las islas Canarias, donde el desembolso de las familias en energía ronda el 3,5% del total de sus gastos anuales, en torno a los 600 euros.
   En comparación con 2012, si bien la media española descendió en casi un 4%, hubo nueve provincias donde la tendencia fue al alza. Y siete de ellas pertenecen a Castilla y León. Sólo Palencia y León escaparon en esta comunidad al incremento del gasto familiar en energía. Sin embargo, fue en Soria donde los hogares sufrieron la mayor subida, con un 10% (unos 135 euros), hasta alcanzar los 1.480 euros anuales por familia.
   Los descensos medios más acusados se produjeron en las familias riojanas, que en 2013 gastaron 1.200 euros, casi 200 euros menos que en 2012. Aun así, su gasto medio continuó situándose por encima de la media española. Lo mismo ocurrió en Navarra y Cuenca donde pese a las caídas del 10% y el 9,5% del gasto de los hogares en energía, el consumo medio de 2013 superó los 1.300 euros.

19 de diciembre de 2014

El portal Controlas tu energía recibe el premio INNOVA 2014 al mejor proyecto de servicio público


El proyecto acaba de recibir el premio INNOVA al mejor proyecto de innovación en los servicios públicos en diciembre de 2014. La campaña de difusión de la nueva factura eléctrica ha sido realizada conjuntamente por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo  y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). Se basa en el desarrollo del portal Controlas tu energía, el desarrollo de un app Controlapp y la difusión y presencia en presencia en redes sociales.

El Portal para la difusión de la factura eléctrica (http://www.controlastuenergia.gob.es/ ), coordinado por parte de la IDAE y el MINETUR, publica en la web la información de funcionamiento de la factura y el decálogo de derechos de los consumidores de electricidad) (art 44 Ley 24/2013, del sector eléctrico). Asimismo, se ha creado en Blogger un blog de Ahorro energético, que publica también los post en cuentas Oficiales del  Minetur en Twitter. La temática de estos blogs es la actualidad energética y los consejos de ahorro para el ciudadano para ahorrar en la factura eléctrica.

Se han desarrollado varias aplicaciones móviles por parte de los organismos implicados en la factura eléctrica (MINETUR –ControlAPP-

https://play.google.com/store/apps/details?id=es.minetur.facturaelectrica , REE –eSIOS y SmartViu-, OMEL, CNMC). En el caso del MINTUR, ha desarrollado una App para dar difusión a todas las aplicaciones oficiales de la factura eléctrica. En ella se incluiría una sección para calcular el ahorro energético en el hogar (electrodomésticos, luz, etc.), otra con consejos para ahorro de energía, otra para difusión de las apps, otra de la herramienta de factura eléctrica y otra sección para redes sociales.

Adicionalmente se realizó la campaña de difusión por medios tradicionales (folletos, campañas publicitarias, televisivas, etc.) en colaboración con el IDAE, con anuncios en prensa, televisión y radio. En el portal se pueden consultar tanto los videos emitidos en TV como las cuñas de radio (podcast) y anuncios en prensa, así como el folleto que se envió a 26 millones de hogares con la factura eléctrica, explicando el nuevo sistema.

10 de diciembre de 2014

Falsos mitos en el ahorro en la factura eléctrica




El ahorro energético no está exento de falsos mitos que hacen que no siempre se tomen las medidas adecuadas para ahorrar en la factura eléctrica. A continuación hacemos una recopilación y desmentimos algunos de los más comunes.



Fuente: Brooke Novak


“Dejar la calefacción encendida todo el día gasta menos que encenderla y apagarla.”

FALSO. Es precisamente al contrario, es mayor el gasto energético de mantener la temperatura durante las horas de ausencia que volver a calentarla después.


“Los aparatos eléctricos no consumen energía cuando estando enchufados no se están usando.”

FALSO. Cuando dejamos los aparatos eléctricos en standby, sí que están realizando consumo eléctrico. Se estima que dicho gasto representa un 5% del consumo de los hogares. Dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera supone un gasto de 231 kWh al año, prácticamente lo mismo que el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y mucho más que el del ordenador (172 kWh), según datos del último estudio de IDAE en colaboración con Eurostat.


“Se gasta menos lavando los platos a mano que con el lavavajillas”

FALSO. Un informe de Canal de Isabel II y BSH Electrodomésticos España ha demostrado precisamente lo contrario: no solo ahorramos un 10% menos de energía con el uso del lavavajillas sino que además utilizamos 30 litros menos de agua al día. Evidentemente, cuanto más eficiente sea el lavavajillas mayor será el ahorro.


 “La vitrocerámica consume menos que la cocina de gas”

FALSO. Lo cierto es que el consumo de la vitrocerámica es hasta cuatro veces mayor que con una cocina de gas. Quizás debas tenerlo en cuenta si estás a punto de reformar tu cocina, aunque la vitrocerámica tiene muchas ventajas, su consumo energético siempre será mayor que con los fogones de gas.


“En verano se consume menos luz”

FALSO. Con la llegada de los aires acondicionados el consumo energético en los hogares se dispara, y en algunos casos supera al consumo de invierno. Es tan importante hacer un buen uso del aire acondicionado en verano como de la calefacción en invierno para mantener a raya la factura de la luz.


“Es más barato poner la lavadora o el lavavajillas por la noche”

DEPENDE. Los consumidores que cuenten con una tarifa de discriminación horaria pagarán menos si utilizan sus aparatos eléctricos en las “horas valle” que van de las 22.00 a las 12.00 horas en invierno y de las 23.00 a 13.00 horas en verano. En cambio, los consumidores que no cuenten con este tipo de tarifa pagarán lo mismo por el día que por la noche.



Referencias:





1 de diciembre de 2014

Consejos prácticos para ahorrar calefacción eléctrica este invierno


 
Llega el frío. Toca abrigarse y calentar nuestros hogares, a ser posible de la forma más eficiente. Si cuentas con una calefacción eléctrica en casa, te ofrecemos varios trucos de ahorro que pueden resultar interesantes para mantener tu factura de la luz a raya:

·         Contratad la tarifa eléctrica más conveniente y elegid bien la potencia adecuada. Revisa la potencia que tienes contratada e intenta hacer un uso lo más racional de tu equipamiento eléctrico, evitando utilizar al mismo tiempo diferentes aparatos. Cambiar la potencia solo te supondrá unos 10 euros de media por la visita del técnico a tu domicilio el técnico y puede suponer un ahorro de 30 euros al año –para un hogar medio con consumo de 4000 kWh, que pase de una potencia contrata de 5.75 a 4.6 kWh–.

·         Comprad un enchufe con programador y haced que éstas se enciendan poco antes de que lleguéis vosotros a casa. Apagadlas cuando no estéis y no durmáis con el radiador encendido, ya que para conciliar el sueño, el dormitorio debe estar unos dos grados más fresco que el resto de la casa, también en invierno.

·         Olvidaos de estar en casa en manga corta en invierno, conseguid una bata abrigadita o un jersey cómodo y permitíos poner la calefacción algo más baja. Una temperatura de 20º será suficiente para que estéis cómodos en casa.

·         A la hora de adquirir una estufa, tened en cuenta no sólo la potencia, sino también cuánto tarda en calentarse y cómo lo vais a necesitar. Para entrar en calor con rapidez, lo mejor son las estufas halógenas, pero para mantener el calor en el tiempo y no arruinaros, optad por estufas de aceite, que se mantienen templadas hasta después de apagadas.

·         No cubráis los radiadores si quieres que el ambiente se caliente más rápidamente.

·         Revisad el equipo. El mantenimiento de los equipos de calefacción resulta fundamental, pues un equipo defectuoso suele consumir más.

·         De noche, cierra: no hay que olvidar cerrar las ventanas y persianas por las noches para evitar pérdidas de calor.

·         De noche, baja el termostato: si de noche se baja el termostato de 20º C a 16º C, se puede conseguir un ahorro del 13 por ciento en la factura de la calefacción.
 

Referencias:

Imagen: morgueFile free photo - http://mrg.bz/czU4GP

19 de noviembre de 2014

Un ahorro de hasta 2500 euros al año

Si tu vivienda va a ser vendida o alquilada necesitará disponer de la etiqueta de eficiencia energética y un certificado energético en vigor, según la legislación vigente (RD 235/2013). Esto permitirá describir la vivienda desde el punto de vista del consumo energético en climatización. También puedes optar por certificarla aunque no se vaya a vender o alquilar, ya que así podrás conocer en qué puntos puedes disminuir su consumo energético, además la validez del certificado es por 10 años. 




La inmensa mayoría de las viviendas certificadas hasta la fecha obtienen unas calificaciones comprendidas entre  las letras F y G (Escala de A-G, siendo “A” la más eficiente y “G” la menos eficiente), dato que nos indica que el parque inmobiliario en España no tiene una buena eficiencia energética y que hay mucho que mejorar. Si bien es verdad que a veces hay que hacer una inversión inicial para optimizar determinados elementos del inmueble, los resultados son visibles en poco tiempo.
 

Medidas de ahorro
 
Hay medidas muy sencillas y que pueden suponer un gran ahorro:

1. La sustitución de ventanas por otras más aislantes. También es básico que estén bien selladas las juntas y que la caja de persiana tenga buen aislamiento.

2. La sustitución del generador de agua caliente por otro más  moderno y eficiente, los calentadores antiguos son poco eficientes.

3. La instalación de contadores individuales en sistemas de calefacción centralizados. Son baratos, de fácil instalación y pueden suponer un ahorro de hasta un 30%. Si además se instalan  válvulas termostáticas para poder regular la temperatura de cada radiador, el ahorro puede ser aún mayor. Se favorece así el consumo responsable de energía, ya que cada vecino paga por lo que consume.

4. La mejora del aislamiento térmico interior de la vivienda, en fachadas, para minimizar los puentes térmicos.
 

La empresa murciana Tenaga Ingenieros ha realizado un estudio monetizando el ahorro energético y demostrando cómo la eficiencia energética puede ser la mejor aliada ante las imparables subidas de la factura eléctrica. Una vivienda mejor adaptada energéticamente permite a su inquilino ahorrar entre 1.000 y 2.500 euros al año.
 
Según esa comparativa de precios,  una vivienda de unos 100 metros cuadrados con una calificación G y que mantuviese siempre las condiciones de confort, presentaría un consumo anual aproximado de 15.184 kWh de electricidad, lo que equivale a unos 2.521 €/año con impuestos incluidos. Si se realiza la misma simulación en una vivienda que tenga una buena calificación, una C por ejemplo, serían unos 6.300 kWh/año, lo que equivale a unos 1.045 €/año, el ahorro sería de 1476 €/año (125€/mes). Si nos vamos a una calificación excelente, una A,  estamos hablando de 1.250 kWh/año, lo que equivale a unos 207 €/año, un ahorro de 2314€/año (200€/mes) con respecto a la calificación G.

Un claro ejemplo de que la concienciación en temas de eficiencia energética nos puede ayudar a mejorar nuestras vidas ostensiblemente, tanto en lo que repercute en nuestro bolsillo como en el cuidado del Planeta.

Para más información entra en: