26 de enero de 2016

Ventajas de la caldera eléctrica, para el uso de la calefacción

Cuando estamos construyendo una vivienda o cuando estamos en una fase de equipamiento de la misma, es importante elegir los elementos más apropiados para que esta sea un lugar confortable en el que podamos estar a gusto. Entre dichos elementos se encuentra la caldera, muy importante sobre todo para el invierno. Por ello hay que realizar un análisis de las ventajas de los distintos tipos de calderas.


Imagen: https://pixabay.com/es/photos/download/heating-463496_1280.jpg?attachment

La caldera eléctrica es una de las mejores alternativas para abastecer las necesidades de temperatura de nuestro hogar; sus ventajas son mucho más beneficiosas que las calderas de gas o artefactos que funcionen mediante combustibles peligrosos que pueden ocasionar accidentes.

La caldera eléctrica ofrece la posibilidad de contar con los emisores termoeléctricos en la calefacción, éstos son radiadores de aceite en los que la transmisión de calor se realiza a través de un aceite térmico que es calentado por una resistencia eléctrica blindada de acero especial.

La realidad es que independientemente de cual sea la que mejor se adapte a las necesidades de cada vivienda, lo que sí es muy cierto es que las que han visto aumentar de manera imparable su demanda son las calderas eléctricas.

Este tipo de calefacción no precisa de combustibles cuyas emanaciones puedan representar una amenaza para nuestra familia como para el medio ambiente, no produce gases ni olores. Es sumamente segura porque no representa riesgo de explosión y tampoco necesita de depósitos que sean susceptibles a filtraciones.

De manera resumida las ventajas que aportan los sistemas de calefacción eléctrica son las siguientes:

Representa un uso eficiente de la energía.
Es segura. Una instalación eléctrica correcta garantiza la seguridad de uso de la calefacción, al igual que sucede con otros aparatos eléctricos.
Siempre está disponible, debido a que usa la electricidad.
Se puede programar y automatizar con gran sencillez.
Es limpia. No existe combustión, humos, residuos ni olor.
Su rendimiento es muy elevado.
Es individual para cada vivienda o local. En comunidades de propietarios, cada usuario es responsable de su propio consumo exclusivamente.
Es confortable. Permite elegir la temperatura de cada habitación a gusto de cada usuario.
No exige instalaciones complicadas ni espacios dedicados a las mismas.
Tiene muy poco o nulo mantenimiento.

Aunque no todo son ventajas, la mayor desventaja que tiene es que la calefacción eléctrica puede salir cara si se colocan varios radiadores, e incluso puede obligar a contratar más potencia de luz.

Referencia: http://www.arkigrafico.com/ventajas-de-la-calefaccion-electrica/#

2 de diciembre de 2015

Conceptos por los que pago en mi factura de electricidad

Cuando uno lee su factura eléctrica muchas veces no se comprenden los términos indicados en esta.
Con la finalidad de facilitar la comprensión de su factura, se explicarán los distintos conceptos que aparecen en la sección de detalle de cualquier factura de un consumidor con contrato a PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) sin aplicación de bono social y sin discriminación horaria.

Los conceptos por los que pago en mi factura de electricidad son:

1- Término de potencia: El Término de Potencia es un precio fijo que resulta de tener disponible en todo momento la potencia contratada. Este precio se calcula multiplicando la potencia contratada, por los días que engloba la factura y por el término de potencia del precio PVPC, que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo establece.

El término de potencia del PVPC integra el precio del término de potencia del peaje de acceso y el margen de comercialización.

Actualmente, el precio del término de potencia del peaje de acceso está fijado en 38,043426 €/kW-año. El margen de comercialización está fijado en 4 €/kW-año.

Para que el cálculo del término de potencia de la facturación sea conveniente, es preciso convertir los precios anteriores de términos de €/kW-año a €/kW-día.

2- Término de energía: El Término de energía es un precio que se compone del término de energía del peaje de acceso (fijo) y del coste de producción de la energía eléctrica en cada período (variable).

El término de energía del peaje de acceso viene determinado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Actualmente está fijado en: 0,044027 €/kWh.

El coste de producción de energía eléctrica se compone de los servicios de ajuste del sistema, del precio horario del mercado de electricidad, así como de otros costes asociados al suministro. El coste de producción se publica en la página web del operador del sistema Red Eléctrica de España S.A.

3- Impuesto especial sobre la electricidad: El impuesto sobre la electricidad es un impuesto especial cuyo tipo impositivo viene determinado por ley. Desde el 1 de enero de 2015 (5,1127%).

4- Alquiler del equipo de medida: El precio del alquiler mensual del contador, está establecido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

5- Total energía y otros conceptos: Este término recoge el importe total a facturar y demás conceptos detallados en los apartados anteriores. Sobre este importe se añade el IVA.

6- Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Se aplica el tipo vigente sobre la suma de los conceptos anteriores (21%). En el caso de Canarias, se aplica el IGIC al tipo vigente.

7- Total importe factura: Es el importe final de factura a pagar.

Referencias: http://www.controlastuenergia.gob.es/factura-electrica/factura/Paginas/conceptos-factura.aspx#equipos

25 de noviembre de 2015

Cómo detectar el gasto de energía en tu vivienda

Para controlar los gastos de la vivienda y llevar también un ahorro energético, es necesario realizar un análisis para poder descubrir donde se concentra el mayor consumo energético en la vivienda para poder reducir los gastos de electricidad sin disminuir el confort energético de la vivienda.
Uno de los primeros pasos a realizar es hacer un estudio adecuado de las facturas eléctricas detalladas de los últimos meses y del último año. A partir de dichas facturas habrá que:

1. Observar en el consumo (kWh) y no del precio que se ha pagado.
2. Observar en las variaciones del consumo donde se podrán apreciar los aumentos del precio de la energía y el aumento del IVA.
3. Observar el consumo energético mensual, a través de las gráficas del historial de consumo que las empresas comercializadoras de energía suelen incluir en la factura eléctrica. Una vez que hemos extraído el consumo de cada mes hemos de hacer una pequeña tabla o gráfica para saber cómo resulta la distribución de nuestro consumo, si es constante a lo largo del año o se centra en los meses de invierno o de verano. Esto nos dará pistas acerca de donde están nuestros consumos más elevados en el hogar.
4. Realizar una lista de los aparatos eléctricos de su vivienda clasificándolos por número y tipo de luces: calentador, horno, aire acondicionado, lavadora, plancha, lavavajillas, etc. Se añade a cada aparto la potencia y el número de horas estimado que estaría en funcionamiento durante por ejemplo 1 semana, creándose un cuadro con el siguiente formato:

Aparato
Potencia estimada
Tiempo de uso semanal
Consumo semanal (kWh)
Coste semanal (€)*
Aire Acondicionado
5kW
15h
75kWh
11,25 €
Calefacción
5kW
15h
75kWh
11,25 €
Calentador
2kW
20h
40kWh
6 €
Nevera
0,4kW
40h
16kWh
2,4 €
Lavadora
2kW
3h
6kWh
0,90 €
Cocina eléctrica
1,2kW
7h
8,4kWh
1,26 €
Horno
2kW
2h
4kWh
0,60 €
Plancha
1kW
3h
3kWh
0,45 €
Ordenador, TV, aspiradoras, microondas, cafetera, luces, ventilador, etc

*El consumo está estimado con un precio unitario de 0,15€/kWh (a esto hay que añadir el término de potencia, el impuesto de la electricidad y el IVA).
Con esta información se puede realizar un cálculo del consumo de electricidad y con el resultado se puede observar cuáles son los aparatos que tienen un mayor consumo, pudiendo determinar si es conveniente tomar medidas de ahorro y eficiencia energética.
Si el consumo de tu casa es aproximadamente constante durante todo el año, se puede escoger una semana de uso normal, pero si varía durante las estaciones del año (como puede pasar en verano e invierno, por el aire acondicionado o la calefacción), entonces se debería hacer una tabla para cada periodo de tiempo. De esta forma se podrá obtener el mayor consumo eléctrico según cada periodo de tiempo.

Referencias: http://www.blogenergiasostenible.com/donde-esta-mayor-consumo-electrico-casa/

13 de noviembre de 2015

Certificado energético en tu inmueble

Cuando alguien va a alquilar, vender o comprar una vivienda tiene una serie de dudas de los trámites y los aspectos a tener en cuenta, uno de ellos es la certificación energética del inmueble.

Según el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril de 2013, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, desde el 1 de junio de ese mismo año, las viviendas en venta o en alquiler deben disponer de un certificado de eficiencia energética. De no ser así, los propietarios pueden ser multados con sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros.

Este certificado especifica mediante una escala de siete letras, de la A a la G, el nivel de emisiones de CO2 en comparación con las dimensiones del edificio. Con esto se pretende que tanto el comprador o como el inquilino puedan valorar y comparar la eficiencia energética como un factor añadido para la toma de decisiones de alquiler o compra de una vivienda.

Por lo general, todos los inmuebles disponibles para la venta o el alquiler se deben certificar. La normativa incluye algunas excepciones en cuanto a los edificios que deben solicitar el certificado, aunque la mayor parte no son representantivos del actual parque de viviendas.

Así, por ejemplo, no resulta obligatorio para los pisos arrendados durante menos de cuatro meses, edificios aislados con menos de 50 metros cuadrados útiles, edificios y monumentos protegidos en los que se altera su carácter o aspecto, lugares de culto o religiosos, construcciones provisionales (para menos de dos años) y la parte no residencial de edificios industriales y agrícolas.

La eficiencia energética se calcula midiendo la energía consumida todos los años en condiciones normales de ocupación y uso. Para ello se tienen en cuenta todos los servicios utilizados de manera habitual, como la calefacción, la ventilación, la refrigeración, la iluminación y la producción de agua caliente sanitaria. Con esto se pretende mantener las condiciones de confort lumínico y térmico y se pretende ver las necesidades de calidad de aire interior y agua caliente sanitaria.

Para todos los edificios de nueva construcción y los edificios que tiene una rehabilitación o reforma con una superficie útil superior a 1.000 metros cuadrados, que afecte a más del 25% del total de sus cerramientos, es obligatorio disponer del certificado de eficiencia energética.

Cuando se venda un piso, los vendedores deberán poner a disposición de los compradores este título en el momento en el que se efectúa la operación, mientras que en el caso de los alquileres el casero entregará una copia al inquilino. Este certificado tendrá una validez de diez años.

El interesado en solicitar el certificado deberá acudir a los técnicos en posesión de titulación habilitante (arquitectos o ingenieros). El propietario tendrá total libertad para elegirlos. No existe un precio determinado. Cada técnico realiza su propuesta.

La ley establece sanciones que oscilan desde los 300 euros a los 600 euros para las infracciones leves, de los 601 a los 1.000 euros para las infracciones graves y de los 1.001 a los 6.000 euros para las infracciones muy graves.

Referencias: http://www.abc.es/economia/20130607/abci-guia-para-solicitar-certificado-201306062025.html 

29 de septiembre de 2015

Enseña a tus hijos a ahorrar energía

Para conseguir un ahorro en la factura de la luz lo primero que hemos de hacer es aplicar nosotros medidas energéticas, pero además es básico enseñar a nuestros hijos desde pequeños cómo ahorrar energía con medidas simples puedan poner en práctica.  Es desde pequeños cuando debemos desarrollar en ellos las buenas costumbres, de forma que cuando crezcan se preocupen ellos mismos por reducir su consumo energético.

Es por eso por lo que hoy dedicamos la entrada a los más pequeños de la casa y os dejamos unos consejos para ahorrar energía con los niños y enseñarles buenos hábitos de consumo:

1. No hace falta ir en coche a todas partes, un paseo en familia hasta vuestro destino si es corto, un trayecto en bicicleta o incluso ir en transporte público es una práctica muy ecológica y ayuda a ahorrar energía.

2. Encended las luces cuando realmente haga falta, mientras tanto, aprovechad la luz natural.

3. Enseña a tus hijos a apagar las luces una vez salgan de la habitación. En ocasiones no nos damos cuenta y la mayor parte de la casa está iluminada innecesariamente.

4. Cuando tus hijos son pequeños, lo ideal es bañarlos, ya que no tienen estabilidad suficiente para ducharse. Sin embargo, en cuanto veas que pueden estar de pie en la ducha sin problemas, sustituye el baño por una ducha.

5. Enseña a tus hijos el valor del reciclaje. Edúcales para que conozcan los diferentes tipos de reciclaje y dónde han de echar la basura según sea su naturaleza.

6. Cuando terminen de ver dibujos en la televisión o su programa favorito, no apagues el televisor con el mando a distancia, sino con el interruptor. Muchos equipos continúan gastando electricidad aunque estén apagados. Es conveniente desenchufar si tu televisor no tiene botón de apagado completo.



7. Enseñar con el ejemplo es la mejor manera. Si dejas el móvil enchufado al cargador a pesar de haber terminado la carga, abres la nevera más tiempo del necesario, pones alimentos en ella que no necesitan frío para mantenerse o tu ordenador siempre está encendido, será difícil que aprendan buenas costumbres energéticas.

8. Tus hijos pueden ayudarte con la colada y tú puedes aprovechar este momento para enseñarles otro truquito para gastar menos energía: no utilizar una secadora, sino dejar que el sol seque la ropa.

9. Si vamos a lavarnos las manos antes de comer y no hace mucho frío, no hace falta abrir el grifo del agua caliente, podemos lavarnos las manos con agua fría.

Además de esos consejillos,  os recomendamos intentar enseñarles a base de pequeños juegos, así será más fácil que llame su atención y se impliquen.  Por ejemplo, para conseguir que apaguen todas las luces se puede plantear como una especie de “misión” convirtiéndoles en responsables de apagar todas las luces que no se estén utilizando y eliminar el Standby. Serían algo así como “los vigilantes de la eficiencia”. Podríamos establecer un ránking de logros para que ellos mismos vean sus progresos.

Finalmente, también existen en Internet varios juegos online que también podrán ayudaros a inculcar los valores del ahorro energético en vuestros niños. Por ejemplo, Enercities es un juego para construir nuestra propia ciudad sostenible. Por otro lado, Dropoly permite que nuestra eficiencia casera se convierta en un juego a base de logros y ránkings de consumo, ideas eficientes que generamos a partir de nuestros resultados, etc.


Referencias: 

http://www.guiainfantil.com/blog/educacion/valores/10-consejos-para-ensenar-a-tus-hijos-a-ahorrar-energia/
http://negocios.uncomo.com/articulo/como-ensenar-a-los-ninos-a-ahorrar-luz-18673.html
Imagen: Julian Tysoe

14 de septiembre de 2015

Certificación energética de una vivienda

Si queremos vender o alquilar nuestra vivienda es necesario disponer de la correspondiente certificación energética de la misma. Se trata de un documento que etiqueta energéticamente una vivienda en función de una escala que va desde la letra A hasta la G, y nos va a indicar la mayor o menor eficiencia de la misma.
Imagen: Derecho de autor:  IDAE

Concretamente, el certificado de eficiencia energética de una vivienda  es un documento oficial, avalado por un técnico competente, que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble. Dicha certificación califica energéticamente un inmueble calculando el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de ocupación y funcionamiento, incluyendo la producción de agua caliente sanitaria, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación.

Las partes que integran el modelo de certificado descrito son:
  •  Identificación de la vivienda.
  •  Datos del técnico certificador.
  •  Calificación energética global (emisiones de dióxido de carbono por metro cuadrado por año).
  •  Descripción de las características técnicas del edificio: envolvente térmica (cerramientos y huecos), instalaciones térmicas (calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria), instalaciones de iluminación, ventilación, etc.
  •  Calificación energética global y parcial, recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética y comprobaciones realizadas por el técnico certificador.
Una vez registrado el informe en la Comunidad Autónoma correspondiente, ésta remitirá la etiqueta energética del mismo. Esta etiqueta se deberá facilitarse al comprador u arrendatario del inmueble y en el caso de edificios de uso público deberá exhibirse en sitio visible.

En conclusión, el certificado de eficiencia energética nos aporta información valiosa sobre las características de una vivienda en cuanto al consumo o gasto energético que nos va a suponer el gasto de calefacción, refrigeración, iluminación y agua sanitaria caliente. Dicho certificado nos puede servir para comparar objetivamente la eficiencia energética de diferentes viviendas y puede ser un factor más a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión por alquilar o comprar una u otra vivienda.

2 de septiembre de 2015

Programa el uso de ciertos electrodomésticos en los horarios más económicos

La tarifa media de enero de 2015 situó la factura de la luz del usuario medio en 79,62 euros mensuales, doce euros más que hace un año, lo que supone una subida en tasa interanual del 17,7%, según el análisis de Facua-Consumidores en Acción.
 
 
Aunque tenemos electrodomésticos de uso continuo, otros muchos son de consumo muy intensivo lo que nos puede llevar a conseguir ahorros muy importantes si trasladamos su uso a determinadas horas.

Así por ejemplo, en los días laborables de invierno las horas punta, en las cuales generalmente el precio de la electricidad es más alto, son las comprendidas entre las 8 a las 11 h y de las 18 a las 22h y en los días no laborables serían de las 13 a las 15h y de las 20 a las 23h. En el periodo de verano las horas se desplazan (al igual que nuestros hábitos y uso horario) siendo en los días laborables de 11 a 14h y de 20 a 23h y en días no laborables de las 12 a las 16h y de las 23 a la 1h. Si por ejemplo regulamos el aire acondicionado en verano usándolo menos en las horas de electricidad más cara o por ejemplo retrasamos la hora de la plancha más allá de la hora punta podemos conseguir ahorros significativos.

También se puede consultar el precio de la electricidad en la página web del OMIE para adecuar el uso de los electrodomésticos a los horarios con tarifa más barata de cada dia.

21 de agosto de 2015

Las casas ecológicas del futuro: cómo ahorrarán energía.

Imagen: Derecho de autor: http://es.123rf.com/profile_astragal

 Cada vez más hay más interés en el cuidado del medio ambiente. Una de las mejores maneras de cuidarlo es ahorrando energía, y la eficiencia energética en la arquitectura ha generado una ola de construcción eficiente cuyos beneficios podremos ver dentro de unos pocos años como una realidad cotidiana.  Hoy en día, existen alternativas a la construcción tradicional como son las viviendas modulares, que muchos arquitectos enfocan como una oportunidad para poder usar otro tipo de materiales, así como poder emplear de forma extensiva módulos prefabricados que en un principio, crearon dudas referentes a  los materiales que se utilizaban así como su capacidad de aislamiento térmico. Hoy en día, estas dudas están resueltas debido a los nuevos materiales y técnicas de aislamiento.

Además, este tipo de viviendas permitirá que el coste sea fijo, controlado y mucho menor que en otro tipo de viviendas, aunque dependa de otros factores como por ejemplo, el terreno. Si hasta ahora se prefería para construir casas unifamiliares, el futuro serán construcciones de hasta 12 alturas, como polideportivos, hospitales, etc.

Uno de los conceptos que resume la filosofía de las viviendas modulares es la ecotecnología: “respeto al medio ambiente y aplicación intensiva de todas aquellas tecnologías que permitan un mejor aprovechamiento de los recursos naturales, un mayor confort y una óptima conectividad”, según sus impulsores. Para ello, las terrazas ajardinadas reducirán las emisiones de CO2 y actuarán como aislante térmico. Además, se pretende conseguir una arquitectura ecológica y bioclimática, con la optimización de los recursos energéticos durante la construcción del edificio, la adaptación del proyecto a las circunstancias del entorno en donde será enclavado y el consumo de energías renovables durante el proceso de fabricación de los módulos.

El aprovechamiento energético, las cubiertas acogerán un sistema de placas solares térmicas y fotovoltaicas, que permitirán un ahorro de entre el 60 y el 70% sobre el consumo anual de la energía necesaria para la producción de agua caliente, y entre un 40 y un 70% de la energía eléctrica consumida en cada vivienda, que será devuelta a la red eléctrica. Tanto el sistema de refrigeración como el de calefacción, lavadoras, lavaplatos y equipos de alumbrado serán de bajo consumo y se instalarán sistemas de recuperación de aguas grises para cisternas, con un ahorro de entre el 30 y el 45% de agua potable, y sistemas de recuperación de aguas pluviales para lavadoras y lavaplatos. También habrá chimeneas solares y lucernarios naturales.

Actualmente las viviendas modulares están diseñadas para consumir poca energía, bien orientadas para aprovechar el sol y están realizadas con materiales naturales y seleccionados para que aíslen eficientemente la vivienda y evitar así puentes térmicos. Además, por su sistema constructivo, no tiene pérdidas de energía a través de juntas. En resumen, consume solo el 10% de lo que necesita una vivienda convencional. Además, incluye un sistema de recuperación de aguas pluviales.

Sin embargo, habrá otras mejoras que permitirán que las casas sean aún más eficientes: La casa ecológica del futuro, construida con techos y placas solares y muros Trombe, ahorrará un 80% de agua y de energía eléctrica, con lo que contribuirá a aminorar su impacto en el medio ambiente, como asegura el arquitecto ecológico Iñaki Urquía: el muro Trombe -llamado así en honor a su diseñador, el ingeniero Félix Trombe- consiste en una pared pintada de negro para absorber mejor la radiación solar que tiene delante un vidrio, de manera que los rayos de luz que chocan contra el muro generan calor que el cristal impide escapar y que ingresa a la casa por una abertura superior.

Son éstas ideas, y las que en un futuro muy próximo se incorporarán al mundo de la arquitectura, y  por tanto a nuestro mundo cotidiano, y que veremos revertidas en una mejora del medio ambiente, la gran asignatura pendiente de la sociedad de nuestros días.

Referencia: http://noticias.spainhouses.net/2014/09/las-viviendas-del-futuro-seran-ecologicas-eficientes-sostenibles-y-modulares/
 
http://www.elconfidencial.com/noticias/noticia_15491/

11 de agosto de 2015

Trucos para mantener la casa fresca en verano, sin aire acondicionado

Durante la estación estival, existen algunas recomendaciones que nos pueden permitir evitar un consumo excesivo de energía eléctrica, prescindiendo de un uso intensivo del aire acondicionado. A continuación se enumeran algunas de ellas:

1. Evitar que entre el sol.
Si entra el sol por la ventana, se produce un efecto invernadero. Hay que evitar que entre el sol bajando las persianas o cubrir mediante toldos. Además, evitamos que se caliente el vidrio de las ventanas. Si además, dejamos las ventanas ligeramente abiertas se producirá una ligera corriente que producirá un efecto de enfriamiento. Se han realizado estudios donde se demuestra que hasta un 30% del calor procede de las ventanas.

2. Utilizar lámparas LED de bajo consumo.
Actualmente, las bombillas de tipo LED están entre las que menor consumo de energía eléctrica generan. Sin embargo, para estos consejos, la propiedad más interesante es que tan solo el 20% o 30% de su energía la disipan en calor, frente al 90% de una bombilla incandescente convencional.

3. Ajustar el ventilador.
Si disponemos de ventilador de techo es necesario ajustarlo en verano: deber girar en sentido contrario a las agujas del reloj y a una mayor velocidad.

4. Elaborar comidas frías y consumir bebidas frías.
Si utilizamos el horno o la cocina en verano se generará calor adicional y nuestra casa estará más caliente. Es preferible elaborar comidas frías, tipo ensaladas. Si disponemos de jardín es preferible hacer uso de la barbacoa en vez de emplear la cocina interior.

4. Crear corrientes de aire por la noche.
Por la noche las temperaturas descienden, por lo que  es el momento ideal para subir las persianas y abrir las ventanas para crear corrientes de aire. Por la mañana bajaremos las persianas antes de que empiece a calentar el sol.

5. Decorar la casa con plantas verdes.
Las plantas verdes aportan un plus de frescor adicional a nuestras viviendas pues acumulan humedad. También, en el exterior, las hiedras y enredaderas pueden evitar que se calienten las paredes de la casa.

6. Encender el extractor del baño, o el de la cocina.
Los extractores ayudan a expulsar el aire caliente que se produce al cocinar o al tomar una ducha caliente.

7. Realizar alguna reforma orientada a aislar térmicamente la vivienda.
Se pueden realizar algunas reformas orientadas a aislar la casa: ventanas con aislamiento térmico, instalar toldos, etc.

28 de julio de 2015

Desarrollan un microchip que predice la temperatura de los hogares para ahorrar energía

Investigadores del Grado en Ingeniería Informática de Sistemas de Información de la Universidad CEU Cardenal Herrera han desarrollado un módulo basado en redes neuronales artificiales, que permite predecir la temperatura de los hogares y ajustar la climatización en función de esta predicción, para que el consumo energético sea más eficiente. El módulo, que combina sistemas microchip y técnicas de inteligencia artificial, ha sido desarrollado por los investigadores Juan Pardo, Francisco Zamora, Pablo Romeu y Paloma Botella, del Grupo ESAI (Embedded Systems and Artificial Intelligence) de la CEU-UCH. Sus resultados, aplicables a la eficiencia en domótica, han sido publicados en el Journal of Energy and Buildings, una de las diez mejores revistas a nivel internacional en el ámbito de las tecnologías de la construcción, y ha recibido en Madrid el Premio Ángel Herrera a la Mejora Labor de Investigación en el Área Politécnica, el pasado 22 de enero.


Imagen: Andrevruas
La climatización es responsable de más de la mitad del consumo de energía en los hogares, suponiendo de media el 53,9% del consumo total. Predecir la temperatura es la mejor forma de optimizar la energía necesaria para aclimatar una vivienda, puesto que, como explica el investigador de la CEU-UCH Juan Pardo, “la energía requerida para mantener la temperatura en un hogar es menor que la que hace falta para bajarla o subirla”. El módulo predictivo reúne parámetros como la cantidad de CO2, el número de personas que habitan la vivienda o la temperatura exterior. “Estos son algunos de los datos que registra el módulo para prever cuándo conviene activar el aire acondicionado o la calefacción o anticipar un posible exceso de consumo y ser así más eficientes: reducimos la factura de la luz y al mismo tiempo respetamos más el medio ambiente, todo ello de forma automática”, señala Pardo.

Redes neuronales artificiales

El módulo diseñado por los investigadores de la CEU-UCH es un agente inteligente para la generación de predicciones, que trabaja a partir de los datos obtenidos mediante redes neuronales artificiales, implementadas en sistemas electrónicos de reducidas dimensiones, que se conectan entre sí de forma inalámbrica a través de una red de sensores instalada dentro de una vivienda. “Este formato permite reducir la cantidad de cableado que se instala dentro de un hogar, que también supone un considerable sobrecoste”, señala el profesor de la CEU-UCH. Sobre los resultados experimentales obtenidos, el Pardo destaca que “el modulo diseñado ha logrado precisión en la predicción en un tiempo de entrenamiento muy reducido: entre 4 y 5 días solamente. Las posibilidades de un sistema como este, capaz de aprender por sí mismo en un entorno nuevo y tan rápidamente, son inimaginables”.

 Sobre los resultados obtenidos con el proyecto, Pardo ha destacado que se ha logrado "precisión en la predicción en un tiempo de entrenamiento muy reducido, entre 4 y 5 días". "Las posibilidades de un sistema como este, capaz de aprender por sí mismo en un entorno nuevo y de forma tan rápida, son inimaginables", ha insistido.

La empresa valenciana Ceteck ha mostrado su interés en este último proyecto del Grupo ESAI para su aplicación en el campo de la eficiencia energética, con el objetivo de desarrollar sistemas domóticos inteligentes que puedan ser implantados tanto en viviendas y edificios, como en ambientes industriales.


Referencias:
http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-02-06/logran-un-microchip-que-predice-la-temperatura-del-hogar-para-ahorrar-energia_696678/